Brote de Hantavirus o cómo un Estado ausente agrava las situaciones epidemiológicas

Compartí este contenido

En las últimas semanas se conoció la existencia de un brote de hantavirosis con epicentro en la ciudad de Epuyén, Chubut. Según las noticias que circularon en las últimas horas, y que fueron confirmadas por el Secretario de Salud, habría a la fecha 28 casos y 10 personas fallecidas desde mediados de noviembre de 2018.Estas situaciones epidemiológicas, que comprometen áreas de al menos tres provincias (Chubut, Río Negro y Neuquén), precisan de un Ministerio Nacional que coordine las acciones con presupuestos acordes a las tareas que debe realizar. El brutal ajuste aplicado sobre el presupuesto del sistema de salud nacional alcanza números exorbitantes en las áreas que tienen funciones relacionadas con la prevención y el control de epidemias como la de Hantavirus, en algún caso con un recorte superior al 80% en el período 2016-2019. Esto sumado a la voluntad política de no asistir en estos casos y un blindaje mediático que aísla a las poblaciones en sus padecimientos, propone un alarmante panorama hacia el futuro, cuyas consecuencias pueden no ser controlables.

También te podría gustar...