Hospitales y servicios de salud, en riesgo

Compartí este contenido

El Presupuesto 2019 prevé un recorte en hospitales que dependen del Estado Nacional y son de gran importancia para el sistema de salud. Esto implica un debilitamiento del sistema público en todos sus niveles de complejidad.

La eliminación de becas para investigación, el ajuste del presupuesto en formación de recursos humanos y la disminución de recursos en insumos para hospitales públicos son aspectos que se deben tener en cuenta.

El recorte que ronda el 20% en los hospitales nacionales, un 78% en el área que debe garantizar la calidad de los bancos de sangre y más de un 30% en el caso del INCUCAI, compromete el funcionamiento del sistema de salud y pone en riesgo a la población que necesita atención y cuenta con el Estado como único garante de sus derechos.

También te podría gustar...