Un programa integral de salud materno-infantil

Compartí este contenido

El fortalecimiento de los controles prenatales, la ocurrencia de los nacimientos en maternidades seguras y la provisión de un ajuar que contribuía a evitar el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante fueron ejes centrales del programa Qunita, iniciado en julio de 2015. Ese mismo año la tasa de mortalidad infantil (TMI) registró un importante descenso de 8,5% y, por primera vez en la historia de nuestro país, fue de un solo dígito. La última variación similar se había registrado hacía diez años (7,6% en 2005). En 2016, coincidentemente con la interrupción de este programa, la TMI mostró un estancamiento en su descenso.

 

 

 

También te podría gustar...