La salud de las personas con discapacidad como variable de ajuste

Compartí este contenido

Con este informe se cierra la serie que analiza el Presupuesto 2019 para Salud, en el que múltiples áreas se ven afectadas.

Las áreas vinculadas a la salud de las personas con discapacidad serán fuertemente reducidas. Tanto el Programa Federal Incluir Salud (Atención médica para los beneficiarios de pensiones no contributivas) como el Servicio Nacional de Rehabilitación sufrirán recortes el año próximo, con la consecuente reducción en sus metas, sumando a esto las más de 150.000 personas que han quedado sin un ingreso por la eliminación de pensiones no contributivas.

Aquellas personas que aún conservan su pensión no contributiva, y con ella la cobertura del Programa Federal Incluir Salud, verán afectada la atención de su salud. Esto, además de un perjuicio directo para las personas con discapacidad, implica una mayor presión sobre los ya complicados subsectores públicos de salud de las provincias, que deberán afrontar los costos de aquellas prácticas que la nación deja de cubrir.

También te podría gustar...