Un ajuste que debilita la Atención Primaria de la Salud

Compartí este contenido

El presupuesto asignado para 2019 para la Secretaría de Gobierno en Salud presenta una reducción real del 8,1% respecto al de 2018. Se destinan menos recursos para medicamentos, para métodos anticonceptivos, para diagnóstico de infecciones de transmisión sexual y para la formación de equipos de salud desde una perspectiva comunitaria. La reducción presupuestaria en estas áreas debilita la Atención Primaria de la Salud, estrategia fundamental para contar con un sistema de salud que priorice la prevención y la promoción por sobre la atención de las enfermedades. El único programa con un incremento del presupuesto es el responsable de la compra y distribución de vacunas. Sin embargo, se planifica distribuir la misma cantidad de dosis de vacunas que en 2018.

 

También te podría gustar...