Nuevos casos de fiebre amarilla en Argentina

Compartí este contenido

El día 23 de marzo, el Ministerio de Salud de la Nación publicó en su boletín epidemiológico la situación de la fiebre amarilla en Argentina. A parte de los dos casos trascendidos por los medios de comunicación durante el mes de febrero, se puede observar un caso a mediados de enero y otros 4 casos en marzo, sumando un total de 7 casos confirmados. Todos los casos están vinculados a turistas que estuvieron en Brasil, 3 de estas personas residen en la provincia de Buenos Aires, 3 en CABA y 1 en Río Negro.

Ninguna de estas 7 personas que se infectaron con el virus había recibido la vacuna contra fiebre amarilla, a pesar de los alertas del Ministerio de Salud brasileño y de organismos internacionales (como OPS y OMS) que vienen informando sobre el avance de la epidemia en Brasil desde el año 2016 y recomendando la vacuna a las personas que viajen al país.

Desde la Fundación Soberanía Sanitaria venimos acompañando con cierta preocupación lo ocurrido en Brasil y las medidas tomadas por el Ministerio de Salud argentino para evitar el contagio de turistas y principalmente la producción de un brote de fiebre amarilla en el país.

Se evalúa que la política adoptada por el gobierno argentino se basa en una perspectiva sanitaria más individualista, descargando la responsabilidad total por el cuidado de la salud en las personas de manera aislada. Desde la perspectiva de la salud colectiva y comunitaria, a la cual adherimos desde esta fundación, los problemas de salud poseen una dimensión social muy importante, lo que relativiza (sin menospreciarla) la responsabilidad individual y coloca al Estado como un actor que debe ocupar un rol protagónico en materia de salud, principalmente en contextos epidémicos donde las acciones colectivas y coordinadas generan un impacto mucho más contundente.

También te podría gustar...